Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Augusto Ibáñez

FSM

CCMC: unas ciencias para todos

La novedad más llamativa del bachillerato LOE es, sin duda, la inclusión de Ciencias para el mundo contemporáneo (CCMC), una materia para todos los alumnos, independientemente de su modalidad. No es algo radicalmente nuevo, ni en Europa -pensemos, por ejemplo, en Science for Public Understanding, del Reino Unido- ni en España, donde décadas atrás las ciencias formaban parte de las materias comunes del bachillerato.

No podemos pretender que esta asignatura incremente el número de vocaciones científicas, a pesar de las declaraciones del MEC en este sentido, pero sí es deseable -y exigible- un impacto positivo y relevante en la extensión de la cultura científica entre los alumnos, como parte de la formación básica que necesita un ciudadano. De hecho, la introducción al currículo recoge este objetivo:

El reto, para una sociedad democrática, es que la ciudadanía tenga conocimientos suficientes para tomar decisiones reflexivas y fundamentadas sobre temas científico-técnicos de incuestionable trascendencia social, y poder participar democráticamente en la sociedad.”

Deberíamos celebrar la aparición de esta materia común, orientada al tratamiento de cuestiones científicas del mundo actual, aunque no falten críticas sobre su temario inabordable y sobre los posibles solapamientos con Biología, Geología y Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente. Es indiscutible que la asignatura plantea un temario complejo, con un amplio abanico de temas diversos y polémicos, desde el genoma humano al mundo digital, pasando por la sostenibilidad, los nuevos materiales, las energías renovables y delicadas cuestiones de bioética. Afortunadamente, no es un temario que haya que preparar para la selectividad, y lo razonable es que cada profesor haga su propia selección de temas y les dedique el tiempo suficiente para que la materia cumpla sus objetivos. Es también importante que el profesorado sea consciente de que CCMC es una de las áreas más exigentes y que requerirá su máxima atención, no tanto por la dificultad técnica de los contenidos como por las implicaciones éticas de muchos de ellos.

Esta materia común parece demandar un enfoque divulgativo, humanista y centrado en los aspectos éticos, con una metodología que se apoye más en lecturas y debates que en fórmulas y algoritmos, para evitar que el bosque de la ciencia quede oculto tras los árboles de artificios matemáticos. No olvidemos que el saber científico no es algo incuestionable, sino solo un saber conjetural, de acuerdo con Karl Popper, quien nos ofrece además una valiosa pista para acercarnos a esta asignatura: “La ciencia es la búsqueda de la verdad a través de la crítica”. Por eso es fundamental evitar los enfoques cientifistas, herederos de un mecanicismo que concebía el universo como una máquina precisa bajo leyes deterministas inalterables. Siguiendo con Popper,  “La ciencia es cosa de los hombres y, como tal, falible. El cientifismo es una fe ciega, dogmática en la ciencia. Y esa fe ciega es algo ajeno al verdadero científico.”

Y para quienes duden de la necesidad de una ciencia para todos, Eduardo Punset, que apoya con entusiasmo las CCMC como medio privilegiado para la difusión pública de la ciencia entre adolescentes, cuenta que la respuesta más contundente a la pregunta de por qué es importante el conocimiento científico, la recibió del prestigioso cosmólogo Edgard Kolb, cuando le respondió: “No te quiero alarmar, Eduardo, pero un noventa y cinco por ciento de la realidad es invisible”. He aquí una buena razón para llevar la ciencia a todos los ciudadanos: hacer visible una buena parte de la realidad.



escrito el 6 de Abril de 2009 por en Enseñanza y aprendizaje de la ciencia

etiquetas: ,


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar