Aprender a Pensar

Repensar la Educación

“Félix qui RERUM potuit cognoscere CAUSAS”

Augusto Ibáñez

FSM

Un nuevo elemento sigue completando el puzle de la tabla periódica

escrito el 29 de agosto de 2013 por en El porqué de las cosas,Enseñanza y aprendizaje de la ciencia

Siempre llama la atención el descubrimiento de un nuevo elemento de la tabla periódica, que configura y explica toda la materia que nos rodea. En realidad, los elementos nuevos no existen en la materia ordinaria, sino que se obtienen en laboratorios de física nuclear y duran muy poco, lo justo para permitir identificarlos.

En concreto, el descubrimiento del elemento 115, publicado esta semana en ‘The Physical Review Letters’, lo han realizado físicos de la universidad sueca de Lund en el centro de investigación GSI (Alemania).

Al bombardear átomos de americio con iones calcio han detectado el espectro de rayos X correspondiente al nuevo elemento, que constituye algo así como su huella dactilar. Estos resultados confirman los datos obtenidos hace diez años en el Instituto Conjunto para la Investigación Nuclear en Dubna, Rusia.

En concreto, el nuevo elemento 115 ya fue anunciado en 2003, aunque el descubrimiento de unos pocos átomos que se desintegran en milésimas de segundo no fue suficiente para que las comisiones de la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada (IUPAP) y de la correspondiente de Química (IUPAC) lo aceptaran en la tabla periódica. Ahora un equipo de físicos de la universidad de Lund han confirmado el descubrimiento, según lo publicado esta semana en la revista Physical Review Letters. Al bombardear átomos de americio-243, con 95 protones en su núcleo, con iones calcio-48, con 20 protones, aparece el espectro atómico de un elemento con 115 protones en el núcleo. El nuevo elemento se desintegra rápidamente, pero la radiación X producida durante esa desintegración permite caracterizarlo con precisión.

Lo sorprendente no es solo que se sigan obteniendo nuevos elementos químicos, sino que sean descubrimientos perfectamente descritos y esperados, es decir, que las propiedades de estos elementos se conozcan antes de ser descubiertos.

El mérito de este increíble poder de predicción es de la clasificación periódica de Mendeleiev, que describe la estructura de la corteza atómica de los elementos y, a partir de ella, permite anticipar las propiedades químicas fundamentales y sus compuestos. Así, puede suponerse que el elemento recién descubierto, que ocupa en la tabla la posición de mayor peso atómico en la familia de los nitrogenoideos, tenga algunas propiedades químicas similares a del Bismuto, por ejemplo.

UNUNPENTIUM

Por eso no es raro que el Ununpentium estuviera ya ocupando el hueco 115 en la tabla periódica de mi estudio antes de ser descubierto (junto a otros que también esperan ese momento estelar de salir en los medios). La capacidad de predicción de la tabla de Mendeleiev es tal que es fácil imaginar que, tarde o temprano, nuevos descubrimientos irán completando este sorprendente puzle químico.

Para evitar conflictos con los nombres, los nuevos elementos se nombran provisionalmente de acuerdo a su número atómico -ununpentium por 1, 1 y 5- hasta que se produzca un consenso mundial para darles un nuevo nombre.


etiquetas: , ,

seguir leyendo...

Mi nuevo sistema periódico

escrito el 17 de febrero de 2013 por en General

Me han regalado este sistema periódico, magnético y completamente actualizado. Lo ha desarrollado The Particle Zoo, una empresita muy creativa que tiene, además, una interpretación muy original de las partículas elementales, incluido el Bosón de Higgs, siguiendo los criterios del Modelo Estándar:

Sistema periódico


etiquetas:

seguir leyendo...

Premios Ig Nobel a las investigaciones más extravagantes de la ciencia

escrito el 1 de enero de 2013 por en General

No sé si los noticiarios actuales duran más o es que se me hacen más largos. Lo cierto es que cada vez contienen más noticias de relleno, muchas veces de supuesto carácter científico. Noticias huecas en torno a una absurda investigación de “una prestigiosa universidad” que no aporta más que obviedades. Uno entiende que las agencias seleccionen noticias ligeras, llamativas y digeribles por el gran público, pero cuesta entender que haya equipos científicos generando estas noticias irrelevantes, tan escasas en lo científico como exitosas en lo mediático.

Hay que tener cuidado con descalificar una investigación por su apariencia trivial, sobre todo si toca ámbitos de la ciencia básica, porque algunos de los más grandes descubrimientos de la ciencia se escondían bajo un disfraz de trivialidad. Pero hay investigaciones que no solo parecen triviales, sino que además lo son, y es un sano ejercicio desenmascararlas. De esta saludable actividad se ocupan iniciativas como los premios IG Nobel, que cada año otorga sus galardones a las investigaciones más absurdas y extravagantes de la ciencia.

Entre los trabajos premiados con el Ig Nobel 2012, destacan los siguientes:

  • Psicología: Anita Eerland, Rolf Zwaan y Tulio Guadalupe, por descubrir que “inclinarse a la izquierda hace que la Torre Eiffel parezca más pequeña”.
  • Neurociencia: Craig Bennett, Abigail Baird, Michael Miller y George Wolford, por demostrar que “mediante el uso de instrumentos complejos y estadísticas simples se puede registrar la actividad cerebral en cualquier lugar, incluso en los salmones muertos”, siempre que se usen los trucos estadísticos adecuados. También encontraron “actividad cerebral” en una calabaza. El resultado, en realidad, es una importante advertencia para los neurocientíficos que aplican inadecuadamente las técnicas estadísticas y extraen conclusiones equivocadas por no filtrar adecuadamente los datos experimentales.
  • Física: Joseph Keller, Raymond Goldstein, Patrick Warren y Robin Ball, por “calcular la correlación de fuerzas que dan forma y movimiento a una coleta de cabello humano”. Los investigadores desarrollaron un sistema de imágenes 3D para observar las propiedades de un cabello individual y luego resolvieron una compleja ecuación matemática  que describe las propiedades de un paquete de cabellos.
  • Dinámica de fluidos: Rouslan Krechetnikov y Hans Mayer, por “estudiar la dinámica del líquido para saber lo que sucede cuando una persona camina con una taza de café”. Estos científicos descubrieron que la frecuencia de las oscilaciones naturales del café es del mismo orden de magnitud que la frecuencia de la marcha normal, lo que hace que, al caminar con un vaso de café la oscilación del líquido se amplifique y que el café se derrame.
  • Medicina: Emmanuel Ben Soussan, por su “asesoramiento a los médicos que realizan colonoscopías para reducir el riesgo de explosión de sus pacientes”.

Estos premios, que ningún científico querría obtener, se entregan en la Universidad de Harvard siguiendo una parodia de los Nobel. Sin embargo, vemos que algunos de los trabajos premiados no son en absoluto triviales. Según el organizador, la revista de humor Annals of Improbable Research, el criterio es premiar honran los logros que “primero hacen reír y luego hacen pensar”.

Muchas noticias científicas de los telediarios sí que serían acreedoras de estos galardones. En un antiguo post  cité  una excelente columna de Edurne Uriarte que trataba con lucidez este tipo de investigaciones de aparente frivolidad que tanto eco encuentran en los medios. Uriarte citaba tres grandes sumideros por los que escapa la credibilidad del científico: la demostración de obviedades, el estudio de tonterías y la corrección política, ese ‘deber ser’ tan nocivo para el pensamiento crítico que conduce a “conclusiones perfectamente equilibradas con las convicciones morales e ideológicas más asentadas”, es decir, a un convencionalismo que nada tiene que ver con la objetividad exigible al científico.


etiquetas: ,

seguir leyendo...

Smartphones y adolescentes (I)

escrito el 1 de enero de 2013 por en General

Hace un tiempo me pidieron una modesta contribución para un estudio sociológico sobre el impacto de los móviles en los adolescentes. Resumo en los tres próximos posts las ideas principales.

  1. Una innovación disruptiva y un elemento identitario del adolescente
  2. Algunos cambios significativos (ir al post)
  3. Móviles en las aulas (ir al post)

Una innovación disruptiva…

Cuando Marc Prensky, allá por 2001, acuñó el término de nativos digitales, decía como una de sus características que usaban la tecnología como una extensión de sí mismos. Esto es casi literal cuando hablamos de los smartphones. Los modernos smartphones (a los que llamaré genéricamente móviles) tienen un manejo tan intuitivo que los adolescentes los utilizan como prótesis de sí mismos, siendo completamente transparente la altísima tecnología que representan.

El Smartphone o teléfono inteligente crece rápidamente entre los adolescentes. La clave es el acceso a Internet, que permite la descarga de canciones, el intercambio de archivos, el acceso a las redes sociales (principalmente Facebook entre los adolescentes mayores, muy por encima de Twitter) y el envío de mensajes de texto para estar en contacto permanente con sus amigos. Los adolescentes necesitan comunicarse y usan el móvil para ello. Pero la llamada telefónica pierde peso entre ellos, y se reserva, eso sí, para hablar con los padres. No olvidemos que la principal razón para proporcionar un móvil a sus hijos es por seguridad: quieren tener localizados a sus hijos permanentemente. El teléfono ha dado paso al envío de mensajes de texto, o texting, en términos anglosajones. El envío de mensajes de texto está acabando con el uso de los tradicionales chats tipo IRC entre adolescentes, y con el propio Messenger.

El texting (antes vía SMS y ahora por whatsapp) se ha convertido en la principal forma de comunicación entre adolescentes. Va creciendo con la edad, y alcanza el máximo en los años finales de la adolescencia. Las chicas son más comunicativas, por lo que intercambian un volumen mucho mayor de mensajes que los chicos. La tecnología, una vez más, actúa en este caso amplificando lo que ya venía ocurriendo en el mundo real. Por este motivo, también las chicas usan más los móviles que los chicos para acceder a sus redes sociales. El móvil multiplica lo que ya se venía haciendo.

El móvil es una auténtica disrupción tecnológica, en el sentido de que ha conquistado un enorme mercado de “no usuarios” de la telefonía. Se usa para escuchar música, tomar fotografías, hacer vídeos, conectarse a redes sociales, intercambiar archivos y, sobre todo, para estar permanentemente en contacto con los amigos a través de mensajes de texto.

Por eso el móvil ha convertido en obsoletas muchas otras tecnologías: las cámaras de foto y las de vídeo, las minicadenas musicales, las grabadoras, incluso está desplazando a algunas consolas de vídeo juegos. Es paradójico que lo que se incorporó como elementos accesorios de un teléfono hayan acabado por constituir el corazón del dispositivo.

Pero el móvil inteligente es, ante todo, un dispositivo conectado a Internet, y ahí reside su atractivo imbatible. Pronto se convertirá en la principal puerta de acceso a la red, desplazando a los ordenadores, fijos o portátiles. Además, proporciona una pasarela de pago sencilla y directa, con menos barreras que las que ofrece, por ejemplo, el pago con tarjeta en un ordenador. Ya es posible pagar una bebida con el móvil en una máquina de refrescos, o en la caja de un supermercado. Los programas de lectura de códigos tipo QR no han hecho más que empezar, y tendrán muchas aplicaciones en la economía, la cultura y la educación. Es evidente que el móvil tiene mucho más recorrido que cualquier otro dispositivo informático.

…Y un elemento identitario del adolescente

Recientemente, un director de un importante colegio me dijo: “Vi a un alumno usando su móvil en clase y traté de retirárselo, como marca la norma establecida en nuestro centro, pero me fue imposible. Nunca antes me había pasado. Me di cuenta de que ese chisme era parte de su vida”. Y acabó diciéndome que estaban revisando las políticas de uso de móvil (de no uso, más bien) porque no podían poner puertas al campo.

El móvil forma parte de la identidad de un adolescente. Todo lo que más aprecia está ahí: su red de amigos, su música, sus fotos, sus vídeos… Quizás lo menos importante sea el teléfono. Retirarle el móvil es un castigo inasumible para muchos.


etiquetas: ,

seguir leyendo...

Smartphones y adolescentes (II). Algunos cambios significativos que se observan

escrito el 1 de enero de 2013 por en General

La neurociencia nos demuestra que el cerebro es plástico, que aprende constantemente y se adapta a los estímulos que recibe. Es decir, que diferentes experiencias producen diferentes formas de pensar.  Sin duda es pronto para conocer el impacto de los móviles en los adolescentes, pero es indudable que esta tecnología debe comportar cambios sustanciales en sus vidas, en la forma en que se relacionan, aprenden y se divierten, e incluso en su forma de pensar.

Hay cambios evidentes en el modo en que se relacionan con sus amigos. Ponen un cuidado extremo en su “imagen digital”, tanto o más que en la real. Por ello atienden de inmediato y con la adecuada “netiqueta” todos los mensajes que reciben. Podría pensarse que el móvil los conecta más con los lejanos que con los que tienen cerca, pero no es así. El móvil es en parte una identidad de grupo y crea lazos de pertenencia con los más cercanos, que incluso interaccionan y comparten a través del móvil cuando están juntos.

También cambia la relación con la familia. Los adolescentes se comunican con sus amigos con mensajes de texto (principalmente whatsapp), y usan el teléfono casi exclusivamente para hablar con sus padres. El teléfono se convierte así en un símbolo del control, mientras que el texto se reserva para compartir con los iguales.

Otro cambio tiene que ver con la apertura y la socialización que, a su vez, se relaciona con el importante acceso a las redes sociales a través del móvil.  Esta forma de compartir sin casi barreras genera mucha transparencia en la comunicación y facilita la colaboración, pero a la vez es fuente de preocupaciones porque en esta apertura el adolescente se “desnuda” ante los demás -a veces literalmente- y pierde su privacidad. Se vuelve así muy vulnerable a todo tipo de ataques.

La pérdida de su privacidad no es el único motivo de preocupación derivado del uso creciente del móvil. Podríamos citar otras inquietudes:

  • Estado de conexión permanente, que genera tensiones en las familias y en su entorno. Algunos se niegan a apagar los móviles en espectáculos públicos. Viven excesivamente volcados en ese mundo virtual y pueden descuidar su entorno real.
  • Vulnerabilidad frente a ataques de bullying. La red acaba por reproducir e incluso amplificar lo que ocurre en el mundo real. Se estima que uno de cada cuatro adolescentes sufren algún tipo de acoso a través del móvil.
  • Exposición a contenidos inapropiados, bien por el acceso a Internet o bien por la recepción de archivos desde su red de amigos o de spam.
  • Captura de imágenes comprometidas, de sí mismos o de otros, que se comparten con toda su red. Las consideran como imágenes efímeras, que impactan un instante y luego no dejan huella, pero la realidad es que pueden quedarse en Internet para siempre. De modo que un breve impulso alocado se convierte a veces en un problema casi imposible de resolver. Afortunadamente surgen aplicaciones que tratan de gestionar este asunto. Snapchat, por ejemplo, es una aplicación gratuita para iPhone que permite decidir el tiempo límite que la persona a quien se envía una foto puede verla. Pasado ese tiempo, que pueden ser unos segundos, la foto desaparece y no puede verla de nuevo.

En resumen, el uso del móvil impacta sin duda sobre el desarrollo ético y moral de un adolescente. Por un lado, el fenómeno de la inmediatez es enemigo de la reflexión, y tiene consecuencias demoledoras en algunos casos: grabación de actuaciones ilícitas, de agresiones, de la propia intimidad… Los criterios éticos y morales también se ven debilitados por el efecto tribu: aunque uno no genere contenidos inadecuados (cuestionables) participa en su difusión por ser parte del grupo, lo que debilita el marco de convicciones del adolescente. La servidumbre de la pertenencia al  grupo envalentona y propicia actuaciones acríticas, que una vez que llegan a la web se vuelven irreconducibles. Y son, además, una rémora para el futuro, porque es casi imposible eliminar un contenido inapropiado una vez que se ha difundido en Internet. El resultado puede ser es doloroso, y de ahí la importancia de trabajar desde la escuela y la familia la prudencia, la responsabilidad y el sentido crítico, para que anticipen las consecuencias de sus actos.

Los padres suelen gestionar el uso del móvil, pero más desde el control que desde la prevención. Miran el detalle de las facturas, revisan las llamadas e imponen reglas de uso en determinados momentos. Sobre todo usan la retirada del móvil como castigo. Pero esto no garantiza un uso completamente responsable. Una posible solución pasa por incorporar el móvil en el aula, como una herramienta aventajada para el aprendizaje.


etiquetas: ,

seguir leyendo...

Smartphones y adolescentes (III). Móviles en las aulas

escrito el 1 de enero de 2013 por en General

Un profesor de matemáticas de un centro público me explicó que los móviles forman parte de los recursos del aula. El centro, un instituto tecnológico bien dotado, dispone de una red wifi a la que los alumnos conectan sus smartphones, de modo que pueden navegar por Internet sin coste. “Tienen una aplicación gratuita –me citaba un ejemplo, refiriéndose a Geogebra- y la usamos para cosas como representar las gráficas que salen en la Selectividad. Se familiarizan con ellas y así es más fácil preparar la prueba.”

Esto no es lo habitual. El móvil está prohibido en las aulas de la mayoría de las escuelas, porque se considera un importante distractor. Muchos centros los prohíben en todos los espacios, recreos incluidos, aunque esto genera problemas con las familias, que quieren estar en contacto directo con sus hijos.

Incluso los centros que apuestan más por la tecnología, que han sustituido los libros por contenidos digitales, prohíben el uso del móvil en el aula. Una profesora de uno de estos centros me decía: “¿Cómo le va a interesar venir al colegio, si les pedimos que desconecten completamente de su vida real? Lo que hacen es desconectarse ellos del colegio”.

Pero la prohibición no es muy eficaz. La realidad es que el móvil acompaña permanentemente a los adolescentes en el colegio, y que se las arreglan para enviar mensajes de texto en clase, muchas veces entre compañeros de la misma aula.

Lo razonable sería integrar en el trabajo del aula la tecnología móvil, al servicio de tareas pertinentes y bien diseñadas. Se podría aprovechar didácticamente el hecho de que los móviles constituyen un acceso directo a Internet. Para muchos es el único acceso fuera del centro, porque no tienen ordenador en casa.

Dadas las posibilidades de los móviles inteligentes, su uso en el aula ofrece muchas oportunidades de interacción con los contenidos, así como de colaboración. Si las actividades son relevantes y están bien diseñadas, el móvil aporta una enorme motivación y una conexión con la realidad. El uso del móvil en el aula abriría sus puertas y acercaría la escuela a lo que ocurre en el mundo real. Claro que hablamos de un uso didáctico bien delimitado, orientado a un aprendizaje efectivo.

Es un reto y una clara oportunidad para la escuela, que debería incorporar el uso de los móviles en algunas tareas educativas. El Smartphone podría constituir en el aula un acceso privilegiado a Internet, mucho más sencillo y fiable que netbooks u otros ordenadores de aula y más económico y versátil que una tableta. Por ello los últimos informes Horizon lo señalan como una de las principales tecnologías emergentes en el mundo educativo.


etiquetas: ,

seguir leyendo...

La ciencia es cosa de chicas, a pesar de la Comisión Europea

escrito el 10 de julio de 2012 por en General

Por increíble que parezca, el ataque más letal que se recuerda contra la mujer científica viene de la misma Comisión Europea. Una costosa campaña hace poco más de una semana para que las chicas se interesen más por la ciencia, resultó ser una exhibición de frivolidad. La estética de los mensajes juega con lo superficial, con mensajes del mundo de la moda y de la cosmética, hasta el detalle del lápiz de labios sustituyendo a la I de SCIENCE en el lema:

Pero lo peor fue el vídeo promocional, todo un compendio de superficialidad al más casposo estilo misógino. ¿Cómo se puede insultar a sí a esas mujeres que sostienen los proyectos científicos en todo el mundo? Como era de esperar, el vídeo levantó tal ola de protestas que pronto fue retirado, pero es fácil encontrarlo en la red. El rotativo The Guardian propuso en twitter como hashtag del día ‪#realwomenofscience para compensar por la aberración del ‪#sciencegirlthing.

Al principio se especuló que era una travesura de mal gusto de unos hackers, pero pronto la Comisión justificó la campaña, explicando que pretendía mostrar a las mujeres que la ciencia es divertida. O sea, para que no haya dudas, es una campaña premeditada y pagada con el dinero de todos los europeos. La duda que ahora surge es: ¿En manos de quién estamos? ¿Quién lleva el timón de esta Europa?

La ciencia no necesita ayudas como esta. Si queremos más mujeres científicas necesitamos una apuesta decidida desde el colegio (discriminación positiva) y un sistema de becas pre y posdoctorales de calidad. Y sobre todo construir una imagen moderna de la mujer científica que prime la feminidad, sí, pero de su inteligencia, su capacidad y su profesionalidad.


etiquetas: ,

seguir leyendo...

Nos deja Lynn Margulis, una de las grandes

escrito el 25 de noviembre de 2011 por en General

Fue l’enfant terrible (la fille terrible, debería decirse) de la biología. Hace 45 años postuló la hipótesis de que las primeras células eucarióticas -con núcleo- se produjeron a partir de la fusión de bacterias primitivas hace miles de millones de años. Lo polémico no era tanto el proceso de interacción entre dos bacterias como el hecho de que esta hipótesis desafiaba las teorías neodarwinistas, que defendían las mutaciones al azar.

Esta teoría, llamada simbiogénesis, fue ferozmente atacada, aunque hoy forma parte del corpus básico de la biología evolutiva y aparece en todo manual preuniversitario. Lo mismo ocurre con su clasificación de los cinco reinos, presente en cualquier material curricular de Secundaria.

Lynn Margulis, UAM (1998)

Por esta y otras grandes aportaciones recibió en 1998 el doctorado honoris causa por la Autónoma de Madrid, y en 1999 la Medalla Nacional de Ciencia de los Estados Unidos. En realidad recibió una docena de doctorados honoris causa, y fue precisamente durante la ceremonia de nombramiento como Doctora Honoris Causa en la UAM cuando tuve mi primer encuentro con ella. Lynn era jovial y cercana, amante de la divulgación y muy sensible a la enseñanza de las ciencias. Se ofreció a colaborar en el proyecto de vídeos didácticos Ciencia en Acción, que estábamos desarrollando en SM, y colaboró con algunas explicaciones básicas de su teoría orientadas a alumnos de ESO. También nos facilitó una pequeña serie de grabaciones de microorganismos que ella había obtenido en su laboratorio, con ayuda de su hijo Dorion Sagan. Precisamente me referí a una de estas grabaciones en un post publicado en este blog el año pasado (“Colectivos inteligentes con individuos idiotas: la naturaleza ya lo había inventado”).

Margulis fue, además, una de las impulsoras, junto con el químico británico James Lovelock, de la conocida hipótesis Gaia, que asume que la biosfera constituye una especie de sistema que se autorregula. También fue una hipótesis muy polémica, o una hipótesis mal entendida, según explicaba la propia Margulis en un artículo publicado en Profes.net en 2001:

“La hipótesis Gaia ha sido mal interpretada por la comunidad científica. Durante más de 26 años se han estado publicando numerosos estudios que confieren un sólido fundamento al concepto Gaia; sin embargo, muchos de los científicos desconocen esta literatura. […] Según James Lovelock, químico atmosférico británico y padre de la hipótesis, el término Gaia es simplemente ‘una buena palabra de cuatro letras para referirse a la Tierra’, mucho más fácil de decir que ‘sistema cibernético biológico con tendencias homeostáticas’. Su entonces vecino y posterior Premio Nobel de Literatura, William Golding, le sugirió el nombre de Gaia, o lo que es lo mismo, Gea: diosa griega que personifica a la Madre Tierra. A raíz de esta elección, se ha dicho que Gaia es ‘la diosa Tierra’ o que ‘la Tierra es un organismo vivo’. Estas son frases engañosas. Muchos de los trabajos científicos publicados sobre Gaia contienen terminología que ha sido mal interpretada. Por este motivo, queremos hacer constar que rechazamos la analogía de Gaia como un único organismo; básicamente porque ningún organismo vivo se alimenta de sus propios desperdicios ni recicla por sí solo su propia comida. Consideramos que es mucho más apropiado decir que Gaia es un sistema interactivo, cuyos componentes son los organismos. La hipótesis Gaia opta por la fisiología, no por la metafísica.”

Placa en honor a Lynn Margulis, Amherst (MA)

No fue esta la única polémica en la que se vio implicada; otras propuestas muy provocadoras, sobre el virus del SIDA, por ejemplo, generaron mucha controversia en la comunidad científica. Lamentablemente, Lynn falleció el pasado 22 de noviembre, en su casa en Amherst (Massachusetts), como consecuencia de una complicación tras un ictus que sufrió pocos días antes. Tenía 73 años.

En una calle de Amherst, su ciudad natal, hay una placa un tanto borrosa que recoge una frase suya: “Life actually forms and changes its own environment”. La vida no es fruto del azar, sino de la interacción entre los organismos: la vida crea y cambia su propio entorno.

Sin duda, nos ha dejado una de las grandes.


etiquetas: , , , , ,

seguir leyendo...

Falleció Michael Hart, fundador del proyecto Gutenberg

escrito el 9 de septiembre de 2011 por en Tendencias

Hart fue un personaje carismático, austero hasta lo obsesivo, tecnólogo futurista y soñador; un megalómano comprometido por abrir a todo el mundo los tesoros que guardaban los libros.
Ya en los setenta soñaba con lograr una distribución electrónica universal del contenido de las grandes bibliotecas, e inventó el primer libro electrónico. Con el ebook creó el Proyecto Gutenberg como iniciativa para distribuir de forma eficiente y gratuita la literatura y soñaba con que algún día toda la humanidad tendría acceso a este legado. El Proyecto Gutenberg es atendido por voluntarios, y todos los ebooks son gratuitos.

Más información: http://latimesblogs.latimes.com/jacketcopy/2011/09/project-gutenberg-founder-michael-s-hart-has-died.html


etiquetas: ,

seguir leyendo...

El próximo kilogramo patrón será algo más ligero

escrito el 8 de mayo de 2011 por en El porqué de las cosas,Enseñanza y aprendizaje de la ciencia

Hace años publiqué en Profes.net el artículo “El kilogramo patrón tiene problemas de peso”. Llamaba la atención sobre el hecho de que el kilogramo fuera la única unidad de medida del Sistema Internacional (SI) que requería un patrón material. [Aprovecho para recordar que el SI de unidades cuenta con siete unidades básicas: metro, kilogramo, segundo, amperio, kelvin, mol y candela.] El prototipo de kilogramo patrón es un pequeño cilindro de platino e iridio que fue fabricado en Londres en 1879 y se conserva, desde 1898, en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas de París.

Kilogramo patrón

Prototipo de kilogramo patrón (BIPM)

Las servidumbres asociadas a un patrón material son evidentes: obliga a que exista un objeto físico de referencia, el kilogramo patrón, que debe ser custodiado con celo, porque todas las medidas de masa y sus derivadas, como la energía, se basan en él. ¿Qué ocurriría si lo robaran o si se perdiera en un terremoto, por ejemplo? Bueno, esta coyuntura ya fue contemplada en 1879, cuando se fabricó el prototipo de kilogramo patrón. En aquel momento se fabricaron réplicas de este prototipo que se custodian con mimo en diferentes lugares del mundo y, entre otras cosas, sirven para hacer medidas sistemáticas del prototipo de París.

Según las medidas llevadas a cabo en el último siglo, la masa del prototipo se ha ido reduciendo y el actual kilogramo patrón es algo más ligero que el inicial. Y el adelgazamiento es significativo: se estima que unos 50 microgramos; esto es, 5 partes en cien mil. 

Algunos medios dicen que 50 microgramos es un “cambio infinitesimal”, pero en absoluto es así. Cinco cienmilésimas de un gramo no es nada despreciable, y no solo a escala microscópica. Por ejemplo, si pensamos que en un paquete de kilo de arroz mediano entran unos 20000 granos, la pérdida de 50 microgramos equivale a un grano de arroz por cada paquete de kilo. Es verdad que nadie pediría la hoja de reclamaciones porque le retiren un grano de arroz de un paquete pero, en el mundo de alta precisión podría ser una variación muy significativa.

Por eso la Royal Society ha convocado a científicos de todo el mundo para buscar un patrón de masa que no sea un objeto material, de modo que la magnitud no cambie con el tiempo y sea reproducible en un laboratorio. Claro que el nuevo kilogramo patrón debe ser exactamente equivalente al proptotipo actual y, por tanto, unos cincuenta microgramos menos que el prototipo original, de hace 130 años.

De hecho, si los científicos convocados por la Royal Society decidieran volver a la masa original del prototipo, quedaría seriamente comprometida la precisión de muchos instrumentos, al cambiar todas las unidades dependientes de la masa, calibradas respecto del “kilo ligero” actual. Por eso es mejor que el nuevo prototipo sea exactamente igual de ligero, pero basado en el valor inalterable de una constante física universal. La elegida es la constante de Planck, asociada a la energía de un cuanto de acción. Se están haciendo pruebas en diferentes laboratorios del mundo para valorar la pertinencia de establecer la definición sobre esta constante, y en octubre de este año el Comité Internacional de Pesos y Medidas se pronunciará sobre la nueva definición del kilogramo. De aprobarse, el cilindro de platino e iridio pasará en pocos años a ser una pieza de museo, como ya ocurrió con el prototipo de metro patrón, fabricado en el mismo material, que quedó obsoleto al definirlo como la distancia que recorre la luz en una determinada fracción de segundo.


etiquetas: , ,

seguir leyendo...

Aprender a Pensar